Home_PageGarbizuTomás Garbizu

 (España, 1901-1989)







1942 - Cinco Canciones Vascas -  4ª Usoa


Biografía:
    Compositor y organista español nacido en la localidad de Lezo (Guipúzcoa). Estudió solfeo, piano y gregoriano en el Seminario Seráfico de Arantzazu. En la banda que formaban los estudiantes del seminario tocaba la flauta, y también tenía conocimientos de clarinete. Se inició en el noviciado en el Convento de Zarautz, tomando el hábito en 1920. Estudió piano y armonía en la Academia de Música de Donostia. Cuando en 1925 se hizo cargo del órgano y coro de la iglesia de Pasajes San Pedro, Garbizu era un joven con una sólida base musical. Entre otros cuantos motetes, y basándose en las misas IX y XI del Kirial romano gregoriano, compuso para Pasajes San Pedro "Orbis factor" y "Cum jubilo". Sin embargo, Garbizu no sólo pensaba en la música. Siguiendo los pasos de su hermano Jon, Zubigar, en 1921 comenzó a editar sus poemas en revistas y de 1924 en adelante publicaría poemas, cuentos, gags humorísticos, chistes, crónicas político-teatral-musicales. Entre 1931-1936, precisamente durante los años de la República, presentó quince hermosas composiciones para voz y piano. Al igual que otros muchos abertzales y republicanos, con la llegada de la Guerra Civil Garbizu se vio obligado a abandonar su país y refugiarse en el País Vasco continental. Durante ese oscuro periodo conoció a dos hombres que tendrían una gran influencia en su vida: el joven escritor Jean Diharce, de San Juan de Luz, que más tarde adoptaría el sobrenombre de Xabier Iratzeder, y el organista y compositor parisino Charles Lebout. Al año siguiente de finalizar la guerra, decidió marcharse a Madrid, donde permaneció durante toda la década de los 40 y parte de los 50. Fruto del trabajo realizado en esta época son los lieders basados en los textos de Machado y Tagore, llamados "Cinco melodías vascas" para soprano y orquesta, y especialmente la cantata para coro masculino y orquesta "Danos la paz". De regreso a casa el año 1953 se presentó a las oposiciones de solfeo del Conservatorio de San Sebastián, y obtuvo una cátedra que le brindaría una estabilidad profesional de la que hasta entonces careció. Durante el curso 1953-54, y a propuesta del Consejo de Cultura del Ayuntamiento donostiarra, sumó a la anterior la cátedra de órgano, haciéndose cargo en adelante de ambas responsabilidades. Los dieciocho años que dedicó a la enseñanza del órgano le hicieron merecedor de un especial renombre entre los alumnos y músicos. En 1972 fue nombrado Académico de Bellas Artes.  © Eusko Ikaskuntza


Windows Media Player | Libreto (Historia y Personajes) | Aumentar | Fotos Interiores
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved