Home_Page WardRoy Ward Baker

 (Gran Bretaña, 1916-2010)


Films:









1953 - 37 años
Infierno
T.O.: Inferno
Director: Roy Ward Baker
Música: Paul Sawtell










1958 - 42 años
Ultima noche del Titanic, La
T.O.: A Night To Remember
Director: Roy Ward Baker
Música: William Alwyn










1962 - 46 años
Santo, El (TV)
T.O.: The Saint
Director: Roy Ward Baker
Música: Edwin Astley










1967 - 51 años
Qué sucedió entonces
T.O.: Quatermass and the pit
Director: Roy Ward Baker
Música: Tristram Cary










1969 - 53 años
Luna Cero Dos
T.O.: Moon Zero Two
Director: Roy Ward Baker
Música: Don Ellis










1970 - 54 años
Cicatrices de Drácula, Las
T.O.: Scars of Dracula
Director: Roy Ward Baker
Música: James Bernard










1970 - 54 años
Amantes del vampiro, Las
T.O.: The Vampire Lovers
Director: Roy Ward Baker
Música: Harry Robertson










1971 - 55 años
Jason King (TV)
T.O.: Jason King
Director: Roy Ward Baker
Música: Laurie Johnson










1971 - 55 años
Doctor Jekyll y su hermana Hyde
T.O.: Dr Jekyll & Sister Hyde
Director: Roy Ward Baker
Música: David Whitaker










1972 - 56 años
Refugio Macabro
T.O.: Asylum
Director: Roy Ward Baker
Música: Douglas Gamley
O.M.: Modest Mussorgski



Otros Films:

1950 SALIDA AL AMANECER
1950 ARMAS SECRETAS
1951 I'LL NEVER FORGET YOU
1952 NIEBLA EN EL ALMA
1955 VIAJE DE VUELTA
1957 EL ÚNICO EVADIDO
1960 EL DEMONIO, LA CARNE Y EL PERDON
1961 FUEGO EN LAS CALLES
1967 EL ANIVERSARIO
1980 EL CLUB DE LOS MONSTRUOS


Biografía:
    Director de cine británico, reputado por sus trabajos para Hammer Films. Nacido en Londres, tras unos comienzos de aprendizaje en su país y el paréntesis supuesto por la Segunda Guerra Mundial, marcharía en 1951 para Hollywood por tres años, realizando como mero artesano una serie de películas más bien anodinas, entre las que figuran ‘The House in the Square’ (1951), romántica historia de un viaje en el tiempo; ‘Niebla en el alma’ (1952), acaso recordada por contener una de las primeras interpretaciones de Marilyn Monroe; e ‘Inferno’ (1953), telúrica aventura filmada en 3-D en torno a la supervivencia de un hombre abandonado en el desierto. De regreso a Inglaterra, y entre medias de algunos títulos menores, su primer gran éxito crítico-comercial es ‘La última noche del Titanic’ (1958), académica e inerte ilustración de la conocida tragedia de 1912, harto preferible con todo al millonario mamotreto facturado cuatro décadas después por James Cameron. Pero será su trabajo para Hammer Films el que le permitirá hallar su camino y especializarse en cine fantástico y de terror a lo largo de las desiguales ‘¿Qué sucedió entonces?’ (1967), ‘The Anniversary’ (1967), ‘Luna Cero Dos’ (1969) y ‘Las cicatrices de Drácula’ (1970), dando a continuación lo mejor de sí mismo: en efecto, sus mejores películas son dos filmes de la turbiedad sexual de ‘The Vampire Lovers’ (1970) y ‘Doctor Jekyll y su hermana Hyde’ (1971); la primera es una libre adaptación del relato ‘Carmilla’, de Sheridan Le Fanu, donde Baker incide en el erotismo implícito del original sin edulcorarlo, logro en buena medida posibilitado por el perturbador atractivo de la actriz Ingrid Pitt en el papel de la depredadora Carmilla; ‘Doctor Jekyll y su hermana Hyde’, largo tiempo subestimada, es ya una obra maestra, y no tanto por el eclecticismo de sus fuentes (el relato de Robert Louis Stevenson y las figuras de Jack el Destripador, por un lado, y los ladrones de cadáveres Burke y Hare, por el otro), como por el hábil tratamiento del espacio-tiempo fílmico, el recurso de la elipsis, un cromatismo desbordado tendente al color rojo, una depuración, en definitiva, que trasciende la mera estructura de un argumento pergeñado por Brian Clemens, tan inteligente como rico en dobles lecturas. Tras estos dos golpes maestros, la filmografía de Baker desciende progresivamente en ambición, en elaboración de la puesta en escena, sucumbiendo a las modas televisivas predominantes durante la década. Así, y tras dos apreciables filmes terroríficos de episodios para la productora Amicus, ‘Refugio macabro’ (1972) y ‘The Vault of Horror’ (1973), especialmente conseguido el primero, su trabajo pierde cualquier razón de ser al firmar ‘Kung-Fu contra los siete vampiros de oro’ (1974), burdo despropósito que supone su último trabajo para Hammer Films, y tras el que regresará a la televisión, medio para el que ya se había prodigado realizando multitud de intercambiables episodios de series de éxito (‘Los vengadores’, ‘El Santo’, ‘Jason King’, etc.). Su último largo, ‘El club de los monstruos’ (1980), no es sino un fallido intento de repetir los planteamientos vertidos en sus previos filmes de episodios.  © José Antonio Bielsa


Windows Media Player | Libreto (Historia y Personajes) | Aumentar | Fotos Interiores
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved