Home_PageQuirósAntonio Quirós

 (España, 1912-1984)


Obras:








1953 - 41 años
Mesa con potes
Material: Óleo sobre lienzo.
Medidas: 80,5 x 116 cm.
Museo: Fundación Telefónica










1969 - 57 años
La ronda
Material: Técnica mixta sobre lienzo.
Medidas: 146 x 114 cm.
Museo: Colección de Arte Contemporáneo AENA



Biografía:
    Pintor español nacido en Santander. Representante del expresionismo figurativo contemporáneo español, comienza su formación artística asistiendo a las clases del pintor academicista Camollano. En una primera etapa, cabe destacar la influencia, a veces ausencia, de su tía la pintora cubista María Blanchard. Se trata de las primeras obras de los años treinta donde Antonio Quirós emula las fórmulas del cubismo: la descomposición de los cuerpos en formas geométricas. Su verdadera relación con la vanguardia artística se inicia de la mano de grandes escritores como Gerardo Diego y Federico García Lorca aunque el estallido de la guerra civil viene a cerrar ese episodio. Tras luchar en el bando republicano se exilia como tantos otros a Francia. Su actividad artística no se iniciara de nuevo hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. En París y tras asistir a las clases de la Academia Julian y de la Grande Chaumére consigue realizar las primeras exposiciones individuales y colectivas. Muy pronto regresa a su ciudad natal donde cambia de nuevo de registro pictórico ahora centrado en la renovación figurativa de la pintura española. En 1951 se instala en Madrid y cinco años más tarde, consigue realizar su primera exposición individual en el Ateneo que le sirve de trampolín para comenzar a ser conocido. En 1953 participa en la Exposición Internacional de Arte Abstracto celebrada en el Museo de Bellas Artes de Santander y en 1960 en la de El Retrato Español Actual que organiza el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Sus obras se pueblan de seres extraños que habitan atmósferas y ambientes tenebrosos. Personajes inertes, enigmáticos, misteriosos, esotéricos sumergidos en el mundo de la enajenación y resueltos con gruesas pinceladas de colores fríos que arañan el lienzo y se completan con una capa de esmaltado final aumentado esa sensación de delirio y desequilibrio típico del expresionismo figurativo. Antonio Quirós dio forma a un mundo personal compuesto por personajes deformados, máquinas y otros artilugios que deforman la realidad constantemente y la despojan de todo sentimiento.  © José de la Mano


Windows Media Player | Libreto (Historia y Personajes) | Aumentar | Fotos Interiores
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved