Home_PageMeunierConstantin Meunier

 (Bélgica, 1831-1905)


Obras:








1890 - 59 años
Les hiercheuses
Material: Óleo sobre lienzo.
Medidas: 66,5 x 50,5 cm.
Museo: Colección particular










1890 - 59 años
La fundición Ougrée
Material: Óleo sobre lienzo.
Medidas: 221 x 305 cm.
Museo: Musée de l'Art Wallon. Lieja










1893 - 62 años
Amor de madre
Material: Bronce.
Medidas:
Museo: Glyptoteket. Copenhague










1899 - 68 años
Caballo al agua
Material: Bronce.
Medidas:
Museo: Plaza Ambiorix. Bruselas



Biografía:
    Pintor y escultor belga nacido en Etterbeek. Artista polifacético de estilo realista, se formó en academias oficiales y estudios particulares en Bruselas, y se dedicó a la pintura religiosa e histórica. En los años ochenta del siglo XIX se interesó por el mundo del trabajador, temática que le inspiró varias pinturas y esculturas. Ingresó en la Academia de Bruselas, donde fue dirigido por el escultor Louis Jehotte desde 1848. Después, entre 1851 y 1857, estuvo en un estudio privado bajo las órdenes del escultor Charles-Auguste Fraikin y del pintor François Joseph Navez. Hizo amistad con artistas como Louis Dubois y Félicien Rops, con los que fundaría en 1868 la Société Libre des Beaux-Arts (Sociedad Libre de Bellas Artes) en Bruselas, exponente del realismo de vanguardia. A partir de una estancia en la trapa de Westmalle (cerca de Amberes) entre 1857 y 1859 se sintió atraído por escenas de la vida claustral, y también por personajes religiosos e históricos. Aceptó muchos encargos de iglesias por necesidades económicas. Más tarde, desde la década de los años 80 del siglo XIX, visitó las áreas industriales de Valonia y cambió su temática anterior por otra en que representaba a trabajadores de distintas áreas. Al regresar a Bruselas inició sus primeras esculturas, como El pudelador (1885). Mostró especial atención al mundo de la minería, con obras como El viejo caballo de la mina de carbón; La explosión de grisú (1887, sobre una tragedia real); Las mujeres de los mineros; Regreso de los mineros. Trabajó casi exclusivamente en bronce, dando a sus figuras de trabajadores conciencia de su humanidad y dignidad. En 1887 fue nombrado profesor de la Academia de Lovaina y luego de la de Bruselas. Comenzó entonces un conjunto de austeras esculturas dedicadas al trabajo, llamado Monumento al Trabajo. Quedó inacabado, pues de él sólo realizó cuatro relieves (La industria, La cosecha, El puerto y La mina) coronados con cuatro figuras alusivas (El herrero, El sembrador, El antepasado y El minero); fue instalado mucho tiempo después, en 1930, en la plaza de Trooz en Bruselas. Su casa de Bruselas fue habilitada como museo ya desde 1900, unos años antes de su muerte, la cual le sobrevino mientras realizaba un grupo escultórico titulado Fecundidad, en honor del escritor Émile Zola. Su obra ha tenido importante influencia en el arte contemporáneo.  © Bernardo Gómez Álvarez


Windows Media Player | Libreto (Historia y Personajes) | Aumentar | Fotos Interiores
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved