El décimo hombre (fragmento)Paddy Chayefsky

El décimo hombre (fragmento)

"Schlissel. (Murmurando.) Cierra la puerta. (La luz proyecta sobre la sinagoga cuando Sexton alza el cortinaje de las ventanas. Sexton se dirige hacia el calentador del fondo, en la parte trasera de la sinagoga, emitiendo un lamento. Schlissel y Zitorsky divisan un pequeño radiador devencijado y permanecen envueltos en un profundo silencio, sustraídos quizás a lo oneroso del momento. Schlissel suspira.)¿Qué tal le va hoy a tu judío?
Zitorsky. ¿Cómo debería irle?
Schlissel. ¿Quieres un pitillo?
Zitorsky. No, gracias.
Schlissel. Davis no vendrá esta mañana. Lo retuve cerca de su casa. Tenía fiebre. Su hijastra me contó que todavía está encamado.
Zitorsky. Es posible que mi hijastra llegue a ser una mujer rica, que se adueñe de un hotel de unas doscientas habitaciones y que sea encontrada muerta en una de ellas.
Schlissel. Mi hijastra a duras penas logró emplearse en la General Motors y lo más probable es que la Empresa esté abocada a la bancarrota.
Zitorsky. Seguramente. Van a tener hijos. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com