Nueva corónica y buen gobierno (fragmento)Guamán Poma de Ayala

Nueva corónica y buen gobierno (fragmento)

"No se debe poner este dicho arancel para los buenos padres y curas, así clérigos como frailes, de este reino, ni para los buenos cristianos indios, y así para que se evite tantos daños y pleitos de los malos sacerdotes como lo he visto de las siguientes maneras: lo primero hacen ofrecer y cobran como tributo a cada indio a ocho reales en las pascuas, y en las fiestas y domingos a cuatro reales a cada tributario y viejos, y a las indias casadas y solteras y viudas a dos reales y a real y si no lo paga le quita sus mantas o le cobra por memoria aunque algunos están ausentes fuera del dicho pueblo sirviendo en las dichas minas o plazas o en los tambos y mitas o que van a buscar sus tributos, o que están enfermos, y otros padres lo encierran en las iglesias y lo cobran de uno a uno, de fuerza. Y si no tiene real sencillo llevando cuatro reales queriendo trocarle quita toda la plata y se la lleva de fuerza, y así cobran de muchas maneras y mucho más los frailes de la doctrina que no declaro sus nombres porque no se afrenten, y las ofrendas del día de Todos los Santos he visto mandar poner a cada indio aunque no tenga difunto o que lo tengan apremia a poner a cinco pesos o si no un carnero que llama uacay que vale seis pesos o si no una hanega de maíz o papas o chuño, o dos o tres vellones de lana buena; el que menos pone cuatro reales contra su voluntad y le presiona de ello y le castiga, de las misas cantadas con su vigilia y responso le pide veinte pesos, el que menos doce, de la misa rezada, cuatro pesos, el que menos dos pesos, y a éstos / dichos les pide que ponga ofrendas de maíz o ropa del difunto u otras comidas que valen diez pesos o cinco, o le quita sus casas y solares y se los vende, quitando las posesiones, por donde se ausentan todos los indios de sus pueblos y pide dos cancelas de cera de cuatro reales, asimismo pide de los cofrades, y de los veinte cuatro hermanos, y de los casados, y de los bautismos, aunque no se debe pagar por ello porque los padres tiran salario; de otros muy muchos daños acerca de la ofrenda no se escribe porque hay tantos daños que no se puede describir de tanto de cada persona; esto se escribe común daño, ni se puede quejarse los dichos pobres indios y los jueces no lo saben, y los Ilustres Su Señoría obispos no lo sabe de ellos como lo sé, y así se debe poner arancel para que pasando la regla pidan justicia los indios en este reino las siguientes fiestas del año ofrezcan la pascua de la Navidad de Nuestro Señor Jesucristo, Viernes Santo, Corpus Christi, y la fiesta de la iglesia, la fiesta de la Santa +, la fiesta de Santa María de la Peña de Francia, la fiesta del Señor San Bartolomé apóstol, la fiesta del Señor Santiago Mayor apóstol, esto se debe ofrecer en este reino conforme el concilio, cada indio a medio real y a las indias una mazorca y ha de ser este ofrecimiento en aquel día, y si pasare no tiene que ofrecer porque suelen hacer fiesta en cada pueblo, fiesta porque le ofrezca y desollarles con este color a los pobres indios. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com