Epítome de la biblioteca occidental y oriental náutica y geográfica (fragmento)Antonio de León Pinelo

Epítome de la biblioteca occidental y oriental náutica y geográfica (fragmento)

"Ahora es breve Epítome, después será copioso libro, lo que se diere a la segunda estampa, porque los Autores, que van reducidos a sucinto catálogo, queden conocidos en dilatada obra; que dividirá con más precisión las materias, censurará los escritos, advertirá lo apócrifo, señalará lo verdadero, y lucirá lo autorizado, ocupación que tiene ya vencidos más de doscientos pliegos con que habrá declarado el Autor, que no sólo juntó nombres de Escritores para esta Biblioteca, sino que vio y leyó con atento cuidado lo que contienen las historias, derroteros, viajes, cartas y relaciones, que en cuarenta lenguas, y más de mil Autores forman este Epítome que a la menos afecta consideración parecerá portento, y a la más docta ciencia será asombro porque no le digan, como Séneca a Dídimo, que fuera infelicidad leer mucho y aprovechar poco.
[...]
No juzgo que otro sujeto se atreviera a esta dificultad, ni conozco quien con tan fácil meditación discurra en todo lo que contienen los dos semiglobos, cuyos descubrimientos dividió Alexandro Sexto entre las dos, va unidas, Coronas de Castilla y Portugal: el Oriental desde la Provincia de Santa Cruz del Brasil, hasta los Reinos de Malaca, o los Archipiélagos del Moluco; y el Occidental, desde donde demarca el verdadero Meridiano la misma sección, hasta salir por el Occidente a nuestro Océano Atlántico; abrazando esta parte, la cuarta y mayor del mundo, en los dos famosos continentes de la duplicada América, o Ibérica Septentrional y Meridional, que ata el caluroso Istmo de Tierra Firme, interpuesto a los dos mares del Norte y del Sur, para que dividan azul jurisdicción sus aguas, habiendo apenas escollo en tantas costas, ni restinga en tantas playas, cuyo nombre se haya escondido a la Hidrografía del Autor; menos ciudad, ni población, que no haya investigado su Corografía, delineado su Geografía. Porque con propia mano, bien sabe superior atención esta verdad, forma acertados mapas, tirando líneas, señalando rumbos, advirtiendo derrotas, y describiendo playas, con tal certeza, que iguala las medidas de Iodoco Hondio, las tablas de Ortelio y los compases de Gerardo. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com