Historia de San Luis (fragmento)Jean de Joinville

Historia de San Luis (fragmento)

"En el nombre de Dios Todopoderoso. Yo, Jean de Joinville, senescal de Champaigne, me propongo referir la vida de nuestro monarca San Luis, al que acompañé en sus viajes por tierras extranjeras durante un período de seis años antes de volver al hogar. Me enorgullece narrar sus principales eventos, su digna caballerosidad y las santas palabras y buenas enseñanzas que fluyeron de sus labios.
[...]
Me inquirió acerca de los donaires de esta centuria y de mi creencia en un paraíso tras la muerte. Respondí afirmativamente y él me dijo: "Dondequiera que estés, jamás hables sin conocimiento de causa. Muchos creen poseer el conocimiento del mundo y ufanos exclaman "Yo digo" o "Yo hago", pero descubren el sufrimiento o la crueldad de palabras que no son acogedoras sino mortuorias.
[...]
Y bueno es decir que cuando el hombre muere queda curado de las miserias que anidaban en su terreno corazón. Porque es un hecho que el hombre muere y tiene la certeza de haber gozado de toda una vida para poder arrepentirse ante Dios y pedir su perdón. Porque carece de sentido aspirar a otra recompensa que no sea el paraíso ultraterreno. Ten presente estas palabras, por amor a Dios y a mí mismo, porque soy tu amigo y deseo librarte de cualquier molicie que emponzoñe tu corazón. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com