Historia crítica del pensamiento español: Del Barroco a la Ilustración (fragmento)José Luis Abellán

Historia crítica del pensamiento español: Del Barroco a la Ilustración (fragmento)

"Las fuentes del conocimiento son tres para Piquer: la autoridad, la experiencia y la razón. Aunque ya vimos que no negaba el valor de la autoridad, su fuerza queda muy disminuida, puesto que en definitiva su valor hay que reducirlo siempre al de los hechos o razones en que se funda. "A nadie hemos de creer sobre sus palabras -dice, sino sobre las razones que alega". En definitiva, quedan, pues, como fundamentales la experiencia y la razón. La experiencia nos suministra el conocimiento de lo corpóreo y sensible, y en ciencias como la Física y la Medicina tiene indudable primacía. La razón opera sobra la experiencia y nos da pie para el conocimiento de lo incorpóreo y espiritual; su función es primordial en ciencias como la Moral, la Jurisprudencia, la Lógica y la Metafísica.
En el conocimiento científico, razón y experiencia funcionan coordinadamente; la razón tiene su punto de apoyo en la experiencia y ésta quedaría reducida a la mera constatación de datos sensibles, si no es elaborada y ordenada por la razón. Sobre estos supuestos, Piquer desarrolla una teoría de la experiencia como método de conocimiento científico de la naturaleza. En dicha teoría distingue entre observación, experimento y experiencia. La observación es la percepción sensorial mediante la cual captamos las imágenes o ideas de las cosas; el experimento es el hecho mismo captado por los sentidos y reproducido en la imaginación; la experiencia es el conocimiento racional que extraemos de los experimentos. La observación es, pues, el conocimiento de un hecho, y como tal punto de partida inevitable en el proceso cognoscitivo; el experimento es el hecho mismo y, por tanto, medio de conocimiento; y la experiencia es el resultado obtenido por la razón tras la observación y estudio de reiterados experimentos. En la observación de un experimento puede haber engaño, pero no en la experiencia, que es el resultado de numerosos experimentos reiterados, contrastados y controlados racionalmente. La razón es, pues, fundamental en el conocimiento científico, hasta el punto que sin ella no hay tal. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com