Sobre la capacidad lingüística y el origen de la lengua (fragmento)Johann Gottlieb Fichte

Sobre la capacidad lingüística y el origen de la lengua (fragmento)

"Lengua, en el sentido más amplio de la palabra, es la expresión de nuestro pensamiento mediante símbolos voluntarios. Digo a través de símbolos, y por tanto no de acciones. Sin embargo, nuestro pensamiento también se evidencia por los resultados que tiene en el mundo de los sentidos; yo pienso y actúo según los resultados de este pensamiento.
Un ser racional puede deducir de estas mis acciones lo que he pensado. Pero esto no se denomina lengua. En todo lo que debe llamarse lengua no se intenciona nada más que la denominación de un pensamiento; la lengua no tiene ningún otro fin aparte de esta denominación. En un acto, no obstante, la expresión del pensamiento es casual, no es el fin. No actúo para comunicar a otros mis pensamientos; por ejemplo, no como para indicar a los demás que tengo hambre. Cada acción es fin en sí misma; actúo porque quiero actuar.
En la explicación de la lengua me he servido de la expresión "símbolos voluntarios". Bajo este concepto entiendo aquí aquellos símbolos que sirven expresamente para indicar aquel o aquel otro objeto. Si tienen o no los mismos objetos denominados parecidos naturales esto aquí es totalmente indiferente. Puedo decir a los demás la palabra "Pez" -un símbolo que con el objeto que debe indicar no tiene ningún parecido- o puedo pintarles un pez; un símbolo, que no obstante, se parece al objeto denominado. En ambos casos no pretendo ningún otro fin que aquel de invocar en el otro un objeto determinado, por tanto, concuerdan ambos símbolos en ser voluntarios.
La capacidad lingüística es la habilidad de uno de denominar de forma voluntaria sus pensamientos. Me expreso de forma tan general intencionadamente para que no se piense enseguida en una lengua para el oído. De la Ursprache (lenguaje primitivo) no podemos afirmar que se haya compuesto solamente de sonidos y que haya sido solamente una lengua para el oído. Esta última pudo haberse originado mucho más tarde y solamente es posible deducirla a partir de la existencia de la Ursprache y de un modo bastante más complicado. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com