Las cadenas de la esclavitud (fragmento)Jean-Paul Marat

Las cadenas de la esclavitud (fragmento)

"Si reviste gran relevancia la adecuación de las personas al ensimismamiento de la seriedad, no es de menor relieve alcanzar el magisterio en el dominio de los tonos. Todos estos ridículos autores que se consideran bastiones de la libertad, únicamente son capaces de lastimar sus propios intereses: sus languidecentes escritos no agitan los ánimos ajenos, ni persuaden ni conmueven al lector. Su insensata y vacua verborrea resulta nauseabunda y contradice el generoso esfuerzo que supone el arte de escribir.
[...]
Si la virtud de los insatisfechos fuera incorruptible, deberían contender y oponerse a las plumas de los mercenarios, de los viles escritores siempre dispuestos a justificar la razón del oprobio, insultando a los verdaderos amigos de la patria y concitando la fuerza y el afán de su discurso en denigrar a los defensores de la libertad, acusándolos de alterar el orden público.
Si esta estratagema no fuera suficiente, sería necesario recurrir a métodos más onerosos como las mazmorras, la daga o el veneno.
El silenciamiento de los descontentos evita que el pueblo despierte de su letargo. Sumir a las gentes en ese estado es el mayor anhelo de los opresores y tiranos. El modo más sencillo de erradicar cualquier atisbo de protesta es coartar la división tripartita del Estado, además de obstaculizar con gran esmero la libertad de prensa. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com