The Grace of Mary Traverse (fragmento)Timberlake Wertenbaker

The Grace of Mary Traverse (fragmento)

"Jack. Un predicador acostumbrado a viajar me enseñó a leer. Tenía dieciséis años por aquel entonces. Quería que yo pregonara la palabra de Dios. Pero no me gustaron las palabras divinas. Miedo y obediencia. Obediencia y miedo. Escuché otra palabra. Libertad. El predicador dijo que Dios me castigaría por mi diabólica rebelión. Eso dijo. Yo era incapaz de hablar. Deseaba hablarle a la gente del don de la libertad. No puedo explicarlo. Tengo otras palabras: igualdad, justicia, derecho, pero son piedras duras que no podrán alzar una casa. En mi cabeza bulle una nueva palabra. No puedo hacer que fluya. No puedo entregársela a nadie. Miro al otro lado del río las casas sometidas a los tiranos. Sé que la palabra me necesita, pero he sido maldecido y he de guardar silencio.
Mary. Yo puedo hablar, Jack, pero hasta ahora no he tenido nada que decir. Entiendo lo que significa añorar la libertad. Ingenuamente creía que era algo que sólo yo necesitaba, pero ahora veo que es un deseo largamente anhelado por el corazón humano. Yo he visto la belleza de la libertad en los rincones de las calles y me consta que golpeará las puertas de la tiranía. Yo podría hablar por ti, Jack, si tú me enseñas lo que he de decir.
Jack. ¿Tú?
Mary. ¿Por qué no?
Sophie. Ella puede ayudarnos, Jack.
Jack. No serías capaz de entender lo que significa la igualdad.
Mary. Conozco la humillación que supone que la igualdad sea negada, Jack, y esa es una dignidad que todos merecen, hombres y mujeres, ricos y pobres.
Jack. No debería existir la miseria. El gobierno hace que la gente empobrezca. ¿Comprendes los derechos naturales del ser humano?
Mary. Solía hablar acerca de la naturaleza.
Jack. Todos nacen con ellos.
Mary. Sí: la naturaleza nos ha dotado de derechos incuestionables e inalienables, pero los poderosos nos los han arrebatado.
Jack. Hemos de restituirlos.
Mary. Ésa es la base del latrocinio gubernamental, privarnos de lo que nos pertenece por derecho.
Jack. Y el nuevo mundo. El nuevo mundo.
Mary. Un mundo regulado por nosotros, para nuestro deleite. Un mundo lleno de esperanza. Es tan hermoso, Jack. Anunciémoslo a todos.
Jack. La gente sufre el acoso de los tiranos.
Mary. Le explicaré al pueblo que está sometido a su abusivo yugo y que éste conduce a la muerte.
Jack. Eso es, Mary.
Mary. Vamos. Vayamos rápidamente.
La Sra. Temptwell. ¿A dónde vais?
Mary. Allí, donde reside el poder. Al Parlamento.
La Sra. Temptwell. Estáis locos.
Mary. Si prefieres hablar como mi padre, vuelve a casa.
La Sra. Temptwell. Ella sólo ansía el poder, Jack.
Sophie. No, ella quiere nuestro bien.
Mary. En el nuevo mundo, todos serán idénticos. Vamos. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com