Sobre la naturaleza (fragmento) Parménides

Sobre la naturaleza (fragmento)

"Le hablaron las doncellas con blandas palabras y sabiamente persuadieron a que el enclavijado cerrojo prontamente de las puertas les quitase. Y éstas un inmenso abismo produjeron al abrirse. Los broncíneos postes en sus goznes uno tras otro giraron de clavijas y pernos guarnecidos. Y a través de las puertas, derechos por el camino, carro y caballos las doncellas condujeron. Y la diosa benevolente me recibió; asiendo con su mano mi diestra, con estas palabras a mí se dirigió: Mancebo, compañero de inmortales aurigas, que con sus caballos que te traen, a nuestra morada llegas, ¡salud!, que no una mala moira te envió a seguir este camino (pues fuera del sendero de los humanos está), sino Themis y Dike. Y así tendrás que averiguar todo, tanto sobre la verdad como sobre los pareceres que sufren los mortales, que carecen de verdadera fidelidad, y aprenderás también esto: a aceptar lo múltiple, penetrándolo todo a través de la verdad. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com