Los clandestinos (fragmento)Fernando Namora

Los clandestinos (fragmento)

"Nos hallamos en un mundo cadavérico, Vasco. Muertos a los que se da cuerda y que pretenden vivir hasta que la cuerda de detiene, pero en su interior se hallan vacíos, secos y descompuestos. Únicamente carne viva. ¿Será por eso que muchos ansían la fiesta de los sentidos? (...) El carro del amanecer llegó casi sin aliento a la cima, presagiando de antemano el murmullo y vocinglería de las calles, el frenesí del tráfico que estremecería las osamentas de las casas, el cansado despertar de la molicie humana, que debía renovar su amargura (renovar no. Repetir su robótica cotidianeidad) como si la vida no fuera más que el mero deber de arrastrar una pesada carga. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com