The Passionate Elopement (fragmento)Compton Mackenzie

The Passionate Elopement (fragmento)

"Todo se tornó confuso en apenas un instante. La Srta. Couteen desasió sus manos y se comportó con el brío propio de una mujer casada en una situación ambigua, precipitándose escaleras abajo. El Sr. Vernon se limitó a limpiarse una serie de máculas púrpuras como si fueran vestigios de protestas de un inmaculado amor vertidos en el transcurso de la hora anterior, mientras Betty recorría presurosamente los cuatro callejones distantes y atenta comprobaba cómo sus perseguidores avanzaban, de modo que, sin más, empujó al Sr. Vernon en la dirección opuesta y puso en las manos de su Señora el Calendario Agrícola Anual. Se hallaba en medio de unas asombrosas estadísticas sobre los nabos y las remolachas cuando Courteen seguido por el majestick Thomas hizo acto de aparición. Al apercibirse de la presencia de su hija, emitió apenas un leve grito y sintió las palpitaciones ocasionadas por aquel inesperado encuentro.
En el ínterin de este fatal desenlace, Thomas desenroscó el pomo de su bastón y tomó una botella de sales. Phyllida hizo lo propio, mientras Betty, adecentando su atuendo color carmesí, ofreció una tercera botella apenas transcurridos unos segundos. Podía olerse el tónico y Courteen sintió su ánimo lo suficientemente revivido como para preguntar con aplomo qué hacía Phyllida en aquel lugar impío. Thomas murmuró incesantemente y de manera célere bajo su anhelante respiración; nadie pudo saber qué implicaba aquello realmente, pero la creencia general era que simbolizaba su verdadero estado de ánimo. Gentes y adicciones que desaprobaba, propias de las tribus hostiles que encontraron los israelitas durante sus peregrinaciones. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com