Epitafio para la sombra de una muchachaCarlos Murciano

Epitafio para la sombra de una muchacha

"Muchacha que no quise nunca, sombra de soledad,
qué puma abrió tu cuello de un zarpazo,
y adónde fue tu sangre, garza, cimbel, celeste criatura?
Qué perro te lamió las manos,
qué borbotón de agua fresca
fue apagando tu última sed,
qué hierba con rocío soportó tu cansancio,
qué pañuelo tu lágrima,
qué pecho tu agonía?
Aquí reposa ya tu sombra sola,
tu cuerpo no, que nunca lo tuviste,
tierra para una sombra de muchacha
es siempre mucha tierra,
cielo y aire guarden tu levedad, tu ingrave peso,
y qué jamás se escriba tu epitafio. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com