La vida sencilla (fragmento)Ernst Wiechert

La vida sencilla (fragmento)

"-¿Se acuesta usted todas las noches con el corazón ligero?
-¡Por Dios, Orla! -exclama el otro-. ¡Qué tonterías dice usted...! «El corazón ligero»... Si al menos supiera lo que es... No, realmente no sé lo que es, ni siquiera de memoria. El corazón ligero... ¡Dios mío, pensar que puede haber tales tesoros...!
-Pero, entonces, ¿con qué corazón se acuesta? -insiste Thomas.
-Pues con un corazón pesado, naturalmente, Orla. Con una piedra en el pecho... ¿Ha mirado alguna vez a los ojos a la mujer del guardabosques que vive allí abajo? ¿Y quiere que tenga el corazón ligero? Mi querido Orla, sólo tienen el corazón ligero las personas que pueden cerrar los ojos y decir: «¡Ven, mi amado sueño, y envuélveme!...» La muerte no sabe de sueños, mi querido Orla.
[...]
«A veces pienso, incluso hasta el final, ¿comprende? Poder pensar hasta el final es un pesado destino». "



El Poder de la Palabra
epdlp.com