La nueva economía (fragmento)Evgeniy Preobrazhenski

La nueva economía (fragmento)

"¿Qué es lo que condiciona la posibilidad de acción de la ley del valor? No basta responder a esta pregunta con la frase general siguiente: es la existencia de la sociedad en cuyo terreno actúa esta ley, es decir, la existencia de la producción mercantil. La estructura económica de la sociedad de los productores independientes y libres de toda sujeción, que trabajaban para el mercado, es también producción mercantil. El capitalismo clásico del período de libre competencia es también una producción mercantil. El capitalismo monopolista, organizado en trusts en escala nacional y a menudo incluso internacional, es igualmente una producción mercantil.
En fin, el capitalismo de estado de la Alemania de los años 1914-1918 y las tendencias muy fuertes de igual orientación en la economía de los países de la Entente durante esas guerra eran todas también, formalmente, una producción mercantil. Pero ¿habrá alguien que afirme que, en cada uno de esos cuatro tipos de producción mercantil, la ley del valor podía, en igual medida, desarrollar su acción y manifestar todos sus rasgos más característicos? No hablo siquiera del capitalismo de los orígenes, que sufría aún las secuelas de la reglamentación artesanal de la producción y la injerencia del Estado feudal en el proceso de producción.
En la medida en la que la ley del valor es el regulador espontáneo del proceso de producción en la sociedad mercantil, la acción más completa, la más característica de ese mecanismo de regulación exige el tipo más espontáneo de las relaciones de producción con el mínimo de alteraciones de esa espontaneidad por la intervención de principios organizadores en la producción y los intercambios. Es en alta mar donde es preferible fotografiar la tempestad. Y del mismo modo es mejor fotografiar teóricamente la ley del valor, en forma pura, en su elemento natural, es decir, en el período de libre competencia capitalista, lo que ha hecho Marx justamente en El Capital.
Para que la ley del valor se manifieste de la manera más total, es necesario que exista una plena libertad de circulación de las mercancías, tanto en el interior del país como entre países en el mercado mundial. Es necesario, además, que el obrero sea libre vendedor y el capitalista libre comprador de la fuerza de trabajo como mercancía. Es necesario que la injerencia del Estado en el proceso de producción y en el número de empresas propias del Estado se reduzca al mínimo y también que no haya reglamentación de los precios par parte de los organismos monopolistas de los empresarios mismos, etc. Esas condiciones ideales de la libre competencia no han existido jamás en la escala de la economía mundial, porque las barreras aduaneras entre las economías nacionales, la injerencia del Estado en el proceso de producción y la imposibilidad de un libre aporte de capital a la agricultura sin sacrificar la propiedad privada de la tierra, implicaban ciertas limitaciones a la libre competencia. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com