Fundamentación de la ética y filosofía de la liberación (fragmento)Karl-Otto Apel

Fundamentación de la ética y filosofía de la liberación (fragmento)

"Al regresar a Argentina en 1966, como profesor universitario, bajo la dictadura militar de Onganía, se fue bien pronto viendo la distancia entre una fenomenología "descomprometida" y la realidad política de América Latina. En 1969 acontece el "Cordobazo" (análogo al "mayo" parisino del año anterior). Discutiendo en ese mismo año con sociólogos en Buenos Aires, vi profundamente criticado el proyecto que venía realizando de escribir una ética ontológica heideggeriana. Fals Borda había escrito una Sociología de la liberación en Bogotá; Gunder Frank acababa de lanzar la temática de la "teoría de la dependencia", ante el fracaso del desarrollismo. Nació así la hipótesis de una "ética de la liberación" -como puede observarse en el pasaje de los capítulos 1 y 2 al capítulo 3 de mi obra Para una ética de la liberación latinoamericana: "La exterioridad metafísica del otro" Éste es quizá el momento más crucial y el originario de la primera filosofía de la liberación.
La teoría de la dependencia mostraba la estructural articulación de las naciones subdesarrolladas al sistema mundial, en el que dichas naciones pobres transferían valor de manera continua, sistemática e inevitable. El H. Marcuse de El hombre unidimensional, y la Escuela de Frankfurt en general, nos dieron la posibilidad de "politizar" la ontología. Y así, la experiencia de estar "fuera" de Europa, de ser la parte explotada del mundo capitalista (naciones subdesarrolladas, periféricas, la "otra-cara" de la modernidad), se nos impuso "filosóficamente" como la exigencia de superar dicha "ontología" -aun ya politizada. La "dependencia", originaria desde el comienzo de la "modernidad" en 1492, tenía como contradicción positiva a la "liberación". "Liberación" del explotado, del oprimido, del dependiente, por ejemplo, propuesta por Franz Fanon. Fue en este momento que el primer fenomenólogo francés -que estudió con Husserl y Heidegger en Freiburg, que tradujo las "Meditaciones cartesianas" del alemán al francés para que Husserl las leyera en 1930 en París-, nos permitió "despertar del sueño ontológico heideggeriano. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com