Ladies at the Alamo (fragmento)Paul Zindel

Ladies at the Alamo (fragmento)

"Bella: ¡Dede!
Dede: ¿Qué?
Bella: No tiene importancia, sólo me pareció ver algo.
Dede: No digas que carece de importancia -sabes cómo me excitan los nervios todas esas cosas- (cruzando hacia C.) Si empiezas a decir algo, ¡termínalo!
Bella: Creí haber visto algo, pero debe haber sido mi hipoglucemia. Me pareció ver a un hombre en una ventana a en la calle. -No pude verlo porque ese edificio está abandonado. Debe haber sido un fantasma.
Dede: No hables acerca de fantasmas. Yo soy la única que ve fantasmas. Veo el rostro de mi madre en cualquier lugar que mire. Oh, adorable Jesús, Bella, ¡dejé que la metieran en una bolsa! Oh, Jesucristo, Bella, permití que la policía de la ambulancia entrara en casa y la metiera en una bolsa de goma. Me siento tan culpable. ¡Me siento como si saltara en mi coche y me estrellara contra una pared de cemento!
Bella: (cruzando hacia Dede. Oh, cariño, tú no has estrellado ese Cognac Cadillac Seville contra nada. Si realmente quieres morir, yo te dispararé.
Dede: (rompiendo a llorar). ¡Yo no estaba allí cuando ella me necesitaba! Trataba de conseguir este puesto aquí, me parecía que alguien estaba conspirando contra mí -aquí, justo aquí. Caminé hasta allí y mi tía me lo contó con todo detalle. Los doctores probando con sus drogas y mi madre gritando, «¡Dejadme morir! - ¡Dejadme morir!». "



El Poder de la Palabra
epdlp.com