Elegía al triunfo de Mesala sobre los aquitanos (fragmento)Albio Tibulo

Elegía al triunfo de Mesala sobre los aquitanos (fragmento)

"Fue Osiris el primero que con mano hábil fabricó el arado y removió con su reja la tierra tierna, el primero que lanzó semillas a un suelo sin experimentar todavía y cosechó frutos de árboles antes desconocidos. Él enseñó a sujetar con estacas las tiernas vides y a cortar con la afilada podadera el verde ramaje. A él, por primera vez, la uva madura, exprimida por pies inexpertos, le ofreció sus agradables sabores. Aquella bebida le enseñó a modular las voces en el canto y a hacer mover los cuerpos no habituados al son de ritmos precisos. Y Baco ha concedido al labrador, agotado por el enorme esfuerzo, disipar de su corazón la tristeza.
[...]
Ven aquí y, con cien juegos y danzas, festeja en nuestra compañía al Genio, y vierte sobre las sienes el vino a raudales; que sus brillantes cabellos destilen gotas de perfume; su cabeza y cuello ciñan suaves guirnaldas. Ojalá vengas hoy mismo; te ofrezca yo honores de incienso y te obsequie con sabrosos pasteles de miel de Mopsopo. En cuanto a ti, crezca tu descendencia; que aumente las hazañas de su padre y respetuosa te rodee anciano. Que no calle el recuerdo de las obras de tu carretera a quien retienen la tierra de Túsculo y la blanca Alba de antiguo Lar, pues con tus recursos este camino se cubre de una capa de grava y de piedras unidas con arte singular. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com