Encuentros secretos (fragmento)Kobo Abe

Encuentros secretos (fragmento)

"La mujer rio encogiendo el cuello, y al hombre no le quedó más remedio que seguirla. Salieron a nivel de tierra. Al volverse, divisó la sede central del hospital, erguida en medio de las nubes oscuras, violetas, del ocaso. Se alineaban cientos de bicicletas, con manillares enlazados, bajo las luces de los faroles de mercurio sucios. La mujer tomó una cualquiera sin prestarle atención y se montó para ponerse a la carrera. El hombre la siguió corriendo a toda velocidad, confiado en la potencia de los zapatos de salto. Al tratarse de una carrera de menos de un kilómetro, vencería a cualquiera a menos que fuera un ciclista profesional. La mujer se volvió y, al ver que el hombre la seguía como en una pesadilla, pedaleó con más fuerza. Las dos piernas, salidas hasta los muslos de la bata blanca con los faldones volantes, rasgaban ágiles la oscuridad. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com