Sólo en Dios la confianza (fragmento)Pedro Rosete

Sólo en Dios la confianza (fragmento)

"Fil. Válgame el diablo.
Ant. Tenga amigo paciencia.
Fil. Para mi rabia es buena impertinencia.
Ant. ¿Quién eres hombre?
Fil. Buen alibio é hallado.
Ant. Dime quien eres.
Fil. Padre porfiado, quiça le pesará de averme oydo.
Ant. Deveme de importar pues se lo pido.
Fil. Yo tambien me recreo en referillo.
Ant. Prevenido me tienes para ello.
Fil. Pues el oydo, y la atencion apreste.
Ant. Valgame el cielo, si es Filipo aqueste!
Fil. Filipo es mi nombre.
Ant. Espera.
Fil. ¿Qué quiere?
Ant. Que con cuidado toda tu vida me cuentes.
Fil. Oyga mi vida y milagros Filipo Dixe, es mi nombre, Ludovico un hombre anciano es mi padre, rico un tiempo, pero a mis continuos bastos, ya tan pobre, que los mismos; que tuvo en un tiempo gratos; oy le vuelven las espaldas, bastantes señas le é dado, que es dos vezes enfadoso el pobre a los obligados. Naci en Palermo, essa ilustre población que ha tantos años que triunfa cabeça heroica del gran reyno Ciciliano: no bien las primeras luzes del Sol generoso amparo de quantos viven mire con ningún discurso, quando a una ama que me tenia en sus cariñosos braços, desagradecido a aquel segundo ser que en el blando alimento de su pecho me comunicó a los labios. Le di la muerte una noche, puse en su cuello mis braços, y tanto estreché su aliento, que detenido en el passo de la garganta hazia dentro, revocó el ayre pesado, y el que aliento para vida le respiró para laço. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com