Il sogno di Walacek (fragmento)Giovanni Orelli

Il sogno di Walacek (fragmento)

"De modo que el sueño consistía en el hecho de si habría o habrá alguien para mí. ¡Ven, por favor! Berkeley del esse est percipi, rescátame del limbo del olvido, del oneroso peso que me retiene en el fondo de este pozo gris, porque al fin y al cabo el deporte, cual reguero de una baba de caracol, sólo deja atrás un conglomerado conformado por unas pocas estadísticas, trofeos, reportajes de prensa como el del 19 de abril en el National Zeitung: un montón de charlas triviales. Es el herbarium, el museo de lo banal, la muerte. Klee quería retratar la muerte.
[...]
No sabían nada el uno del otro. Dos constelaciones que no se habían encontrado. Era improbable que Klee supiera algo acerca del juego del fútbol, o incluso que hubiera escuchado alguna vez el nombre de Walacek. Sólo era consciente de tener frente a sí la sección de deportes de un periódico.
[...]
Sin métodos, más exactamente sin reglas, sin orden, sin reflexión sin el más mínimo atisbo de profundidad; sin verdadera habilidad, pero lo había logrado sin aparente esfuerzo y por supuesto sin visión prospectiva, sin nada que pudiera ser más adecuado a los acontecimientos inesperados.
[...]
Interpretando una O como quien tocara una nota en una trompeta, una solitaria nota que se propala a través de una soledad pastoril, en un concierto de trompeta o en un oratorio navideño, brotando a través de la tuba mirum spargens sonum per deserta regionum, por un Stravinsky; y como si una furibunda mano apagara la radio y allí, en la oscuridad, permaneciera esa solitaria nota durante todo el transcurso de la noche. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com