Historia de un recluta de 1813 (fragmento)Alexandre Chatrian

Historia de un recluta de 1813 (fragmento)

"Descendimos a la hondonada pasando sobre montones de caballos y de rusos que aún se retorcían por el suelo, y subimos a paso ligero la pendiente de Weissenfels. Todos aquellos cosacos y cazadores, con la cartuchera en los riñones y encorvados sobre el cuello de los caballos, galopaban delante de nosotros lo más de prisa que podían. La batalla estaba ganada.
Pero en el momento en que nos acercábamos a los jardines de la ciudad, sus cañones, emplazados detrás de unas huertas, nos enviaron algunas balas, una de las cuales rompió el hacha del gastador Merlin y le llevó la cabeza. Un pedazo de hacha le rompió un brazo al cabo de gastadores Thomé; tuvieron que cortarle el brazo aquella tarde en Weissenfels. Entonces salimos corriendo, porque cuanto más pronto se llega, menos tiempo tienen los otros para tirar; a nadie le cabrá duda de esto.
Llegamos a la ciudad por tres puntos: atravesando los setos, los jardines, los plantíos de lúpulo y saltando las tapias. El mariscal y los generales venían corriendo detrás de nosotros. Nuestro regimiento entró por una avenida bordeada de álamos que corre a lo largo del cementerio; al desembocar en la plaza, llegaba otra columna por la calle Mayor.
Allí hicimos alto, y el mariscal, sin perder minuto, destacó el 27° para ocupar un puente y tratar de cortar la retirada al enemigo. Mientras tanto, llegó el resto de la división y se formó en la plaza. El burgomaestre y los regidores de Weissenfels estaban ya a la puerta del Ayuntamiento para darnos la bienvenida. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com