El sentido de la realidad (fragmento)Isaiah Berlin

El sentido de la realidad (fragmento)

"La historia del pensamiento político ha consistido, en gran parte, en un duelo entre estas dos grandes concepciones rivales de la sociedad. A un lado se colocan los defensores del pluralismo y la variedad y de un abierto mercado de ideas, un orden de cosas que implica choques y la necesidad constante de conciliación, ajuste, balance, un orden que está siempre en un estado de equilibrio imperfecto, que ha de ser mantenido mediante un esfuerzo consciente. Al otro lado se encuentran aquellos que creen que ese estado precario equivale a una forma de enfermedad social y personal crónica, ya que la salud consiste en la unidad, la paz, la eliminación de la simple posibilidad de desacuerdo, el reconocimiento de un único fin o conjunto de fines compatibles como únicos racionales, con el corolario de que la disensión racional sólo puede afectar a los medios —los defensores de la tradición de Platón y los estoicos, la philosophia perennis de la Edad Media, Spinoza y Helvecio, Rousseau y Fichte, y la teoría política clásica. Marx fue un fiel descendiente de esta tradición desde el principio hasta el fin de su vida: su énfasis en las contradicciones y conflictos inherentes a la evolución social son meras variaciones sobre el tema del progreso ininterrumpido de los humanos concebido como un sistema de seres ocupados en entender y controlar su entorno y a ellos mismos.
De estas premisas clásicas extrajo la más original de todas sus conclusiones, y la más influyente: la célebre teoría de la unidad de teoría y práctica. Lo que haces no es simplemente la mejor evidencia de lo que piensas, un criterio para descubrir lo que realmente crees, que es mejor que nada de lo que tú mismo digas o pienses sobre tus propias convicciones o principios. El marxismo ha sido a veces reducido a perogrulladas de este tipo, pero hacerlo es consumar una caricatura. La teoría marxista dice que lo que haces es lo que crees; la práctica no es evidencia de la creencia, es idéntica a ella. Entender algo es vivir, esto es, actuar, de una manera determinada; y viceversa. Si tal comprensión y conocimiento pertenecen al reino de la teoría, entonces ésta consiste en la actividad de pensar según ciertas líneas; si ocurre en el mundo de la acción, consiste entonces en una disposición favorable a actuar de un modo determinado, la iniciación de un tipo determinado de comportamiento. Creencia, pensamiento, emoción, volición, decisión o acción no son diferenciables entre sí como tantas actividades, estados o procesos: son aspectos de la misma praxis, acción sobre el mundo, o reacción ante él. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com