Ensayos sobre lo numinoso (fragmento)Rudolf Otto

Ensayos sobre lo numinoso (fragmento)

"El sancta sanctorum del Templo de Yahvé estaba también vacío, con su arca vacía, sin imágenes de dioses y sin custodia. Precisamente por ello «moraba» allí su gloria. Precisamente por ello era «mi casa de oración», como también reconoce abiertamente el Evangelio. Y este rasgo reaparece también con fuerza en religiones muy primitivas. Por ejemplo, en los relicarios vacíos del sintoísmo japonés, de los que el más impresionante es el santuario nacional de Ise. Atravesando amplios patios solitarios, rodeados de altas criptomerias y cubiertos de magníficos guijarros de color gris verdoso, se va penetrando en un silencio cada vez más hondo, para alcanzar finalmente un sencillo santuario de madera natural, cerrado por delante con una cortina, como el sancta sanctorum de Jerusalén. Y tras la cortina: nada. Este vacío es el centro significativo de la amplia y solemne instalación. Pero, sobre todo, ¡cuánto más impresionante resulta que las más soberbias imágenes, custodias y relicarios que abundan también en los propios santuarios japoneses! De este modo, como protesta contra la cosificación de lo numinoso en el culto budista, el sintoísmo regresa a su simplicidad originaria. Y protesta era también el vacío de las mezquitas islámicas, a saber: una protesta contra la imaginería de las iglesias. Es precisamente este elemento de protesta en la simbología del vacío lo que le confiere toda su relevancia: el lenguaje del vacío sólo se termina de comprender desde la comparación con aquello que pretende eliminar, superar. He aquí una advertencia importante para quienes nos decimos «protestantes», es decir, protestantes contra el retorno de fases ya superadas en la expresión del sentimiento religioso. Hoy vuelven a pedirse casas de Dios y lugares sagrados. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com