Retiens ma nuit (fragmento)Denis Tillinac

Retiens ma nuit (fragmento)

"Ella conocía todos los museos parisinos y nunca se perdía un espectáculo. Era su modo de evadirse de las responsabilidades. Hemos visitado varios juntos. Me encantaba ver su rostro transfigurado por la admiración hacia una de esas obras, como el jubiloso rostro de un infante que descubre los regalos bajo el árbol en la mañana de Navidad.
[...]
Para ambos constituía más que un placer, pero cómo describir los preludios de sentimientos difusos que aún no osaban manifestarse. Entre una amistad colindante con la ternura y un amor mayúsculo como aquel que es atesorado en los manuscritos medievales, hay una carencia de términos más coloristas o de un herbolario que esbozara el brumoso amanecer de las emociones en ese estado de presentimientos ligeros y versátiles prontos a la evanescencia. El brillo del sol sobre el río despierta en mí un oleaje inadvertido de ternura que asocio a la imagen de Helene. Decididamente, me gusta esa mujer. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com