Tratado de agricultura (fragmento)Andrea Palladio

Tratado de agricultura (fragmento)

"Y si quieres hacer en tu vivienda muros de ladrillo, deberás cuidarte de que así que estén acabados, en la parte encimera que va a quedar bajo las vigas, se haga un remate de ladrillo con cornisas salientes de pie y medio de altura, para que, si se estropean las tejas o las goteras, el agua de lluvia no pueda calar en el muro. Después, hay que mirar bien que se ponga el revestimiento en estos muros de ladrillo, secos y ásperos, porque en los húmedos y lisos no podrá agarrar, y por eso previamente deberás recubrirlos tres veces para que admitan el revestimiento sin estropearlo.
Lo primero que hay que procurar en las construcciones rurales es que estén iluminadas por mucha luz; después que las estancias distribuidas, como antes señalé, según las estaciones, se orienten a los puntos convenientes, o sea las de verano al Norte, las de invierno al Sur, las de primavera y otoño al Este. En lo que respecta a la altura de las ventanas, hay que atenerse a lo siguiente en los comedores y alcobas: tómese, como única dimensión, la longitud o bien la anchura que tuviera y dése su mitad de altura.
Los techos en los edificios rurales es muy conveniente hacerlos del material que haya a mano en la propiedad. Así, pues, los haremos de tablas o de cañas del siguiente modo: pondremos vigas de madera de las Galias o de ciprés alineadas e iguales en el lugar donde va a hacerse el techo, dispuestas de modo que entre ellas haya un espacio vacío de pie y medio; entonces, con clavijas de madera hechas de enebro, olivo, boj o ciprés, las fijaremos al techo y alinearemos entre ellas dos perchas atadas con tomizas. Después trenzamos caña de estanque u otra lisera más gruesa machacada, que también es usual, confeccionando un cañizo muy apretado y lo sujetamos a dichas vigas y perchas por todos los sitios. Luego, en primer lugar, las revestiremos con un mortero de piedra ligera y las rasaremos con la trulla para que las cañas cortadas se unan entre ellas. Después lo rasaremos con arena y cal; en tercer lugar, le daremos mármol machacado en polvo mezclado con cal y lo puliremos hasta darle el máximo brillo. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com