¡Ojo al Cristo! (fragmento)José Nakens

¡Ojo al Cristo! (fragmento)

"D. Fermín. Vamos allá.
D. Ant. ¿Para qué
va á tomarse esa molestia?
D. Fermín. Como guste. Dos palabras.
D. Faust. Si incomoda mi presencia...
D. Fermín. De ningún modo. Supuesto
que su venida á esta aldea
es para hacer efectiva
la contribución de guerra,
yo, que sé, porque la toco,
lo inmenso de la pobreza
de estas gentes, le suplico
que tenga compasión de ellas.
El invierno se aproxima
y la labor escasea;
el que tiene algún ahorro
va saliendo á duras penas;
los demás...
D. Ant. Lo siento mucho;
pero como el rey lo ordena,
hay que obedecer. Ahora,
si usted, ó alguno, me entrega
doscientos duros...
D. Fermín. ¡Doscientos!
¿Es esa la cuota?
D. Ant. Esa.
Nada, en resumen.
D. Fermín. (A D. Faustino al oído, después de reflexionar un instante.) (Deseo hablar con usté.)
(A la vuelta.)
D. Ant. ¿Se ha decidido?
D. Fermín. Demore
el cobro por hora y media.
(Vanse D. Antonio y D. Faustino.) "



El Poder de la Palabra
epdlp.com