Polis y Estado (fragmento)Rüdiger Bubner

Polis y Estado (fragmento)

"Sobre Europa no se ha parado de escribir. Mientras que el s. XIX estuvo marcado sobre todo por los Estados nacionales, la época de entreguerras de la primera mitad del s. XX, a pesar de las crecientes tensiones entre nacionalismo y totalitarismo, vivió el florecimiento de una euforia europeísta definida por la cultura. Julien Benda, por ejemplo, escribió en 1932/33 un Discours à la nation européenne, en el que declaró: “Que le probléme européen est, avant tout, un probléme moral”. Se podría nombrar a otros autores que defienden ideas parecidas. Después de la Segunda Guerra, cuando todas las alternativas estaban descalificadas hasta los propios cimientos, comenzó el proceso de unión política de los europeos. Especialmente los alemanes destacaron pronto como ardientes prosélitos porque su infeliz historia nacional ya no permitía ninguna identificación positiva. Entonces fue algo fácil y halagüeño tratar de integrar los restos de una dividida y mermada Alemania en una Europa más grande. Y sigue siendo el tono general hasta hoy. Véase el alegato a favor del federalismo europeo que el ministro alemán de Asuntos Exteriores Fischer pronunció “a título particular” en el año 2000 en la Universidad Humboldt de Berlín. En el extranjero surgió la pregunta, con razón, de si le correspondía precisamente al Ministro de Exteriores alemán opinar sobre la finalidad europea. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com