Vesnický (fragmento)Karolina Svetlá

Vesnický (fragmento)

"Todo aquel que alguna vez hubiera tenido la oportunidad de encontrarse con Antos sin duda advertía la singularidad de su fisonomía y la recordaba siempre. Dondequiera que estuviera, su afabilidad le granjeaba una ingente multitud de amigos. Ricos, empobrecidos, todos sentían admiración por su forma de ser. Los hombres pensaban en él como un hermano, con espíritu fraterno, y las mujeres como un deseado y posible marido. Era evidente que ya desde la primera mirada sus ojos transmitían un aura de buen humor, honestidad y sinceridad. Además resultaba muy grato que tratara a todos como a iguales. Su rostro era terso como el de una zagala y su ensortijado cabello se pavoneaba indómito y erguido cual estipe principesca. En realidad daba la impresión de que realmente estuviera emparentado con la más alta alcurnia. Ante el espejo de sus ojos muchas mujeres se veían a sí mismas como damas del más elevado abolengo, pero él no se dejaba engatusar por la más mínima vanidad. Nunca había pernoctado en un dudoso hotel por la noche o permanecido hasta altas horas de la madrugada al abrigo del los juegos del azar y por supuesto nunca había estado ebrio. Nunca fluían de sus labios palabras groseras o rudas sino el ágape de una sempiterna bonhomía. Antos Jirovec gozaba de la fortuna de ser desde hacía alrededor de un sexenio el agricultor más rico. Solía erguirse y dirigir su mirada al este, abarcando sus dominios integrados por bosques, montañas, praderas, laderas, campos y huertos con sólo un vistazo. Trataba a sus vecinos con naturalidad. Todos se enorgullecían de que la casualidad les hubiera permitido conocerlo. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com