La verdadera tierra (fragmento)Erskine Caldwell

La verdadera tierra (fragmento)

"Cuando terminó la función cinematográfica, a las once y cuarto, Vickie cruzó la calle y entró en el Café Rainbow para hacer tiempo hasta la hora de ir al Hotel Southland, a la vuelta de la esquina. Daniel Boone Blalock le había dicho que la esperaba en su habitación a las doce.
Vickie entró y fue a sentarse en un extremo del salón. Varias parejas que habían ido al cine estaban ya sentadas en el mostrador, comiendo sándwiches y bebiendo café. Las risas alegres y despreocupadas y las conversaciones íntimas que oía susurrantes a su alrededor, la pusieron nerviosa. Se sintió sola y miró el reloj en la pared, contando en silencio los minutos que la separaban de la hora de marcharse. Siempre había aguardado con excitación su noche libre; pero durante las últimas semanas cada noche de martes le traía una aguda sensación de soledad, hasta el punto de que llegaba a preferir estar trabajando. Por más que se decía que esta noche sería distinta de las demás, puesto que tenía una cita con Dan Blalock, le era imposible evitar el sentirse solitaria mientras esperaba la medianoche rodeada por la multitud bulliciosa.
Todos los martes iba por la tarde al salón de belleza, se hacía lavar la cabeza y marcar las ondas. Además, siempre se ingeniaba para comprar algo nuevo, aunque solo fuera un par de medias o un alfiler de la casa de artículos de fantasía. En esta circunstancia, debido a que esperaba con tanto interés su cita con Dan Blalock y deseaba impresionarlo bien al entrar en su habitación, había sido extraordinariamente dispendiosa y había comprado un vestido negro de lana.
Un poco más tarde, cuando la mayoría de los clientes se habían retirado. Nick bajó de su taburete detrás de la caja registradora y se dirigió hacia el lugar que ocupaba Vickie. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com