La muerte de Danton (fragmento)Georg Büchner

La muerte de Danton (fragmento)

"Robespierre. La confusión, tanto tiempo ausente de esta cámara, demuestra que se están tratando asuntos de importancia. Hoy se decide si ciertos individuos han de triunfar sobre la patria. ¿Hasta qué punto podéis renegar de vuestros principios, concediéndoles hoy a ciertos sujetos lo que ayer denegasteis a Chabot, Delaunay y Fabre? ¿A qué estas diferencias que privilegian a ciertos individuos? ¿Qué se me dan a mí los elogios que cada cual dispense, ya sea a sí mismo o a sus amigos? Demasiadas son las experiencias acumuladas como para no saber a qué atenernos. No preguntamos si tal individuo ha realizado tal o cual acción patriótica; nuestras preguntas se refieren al conjunto de una carrera política.
Según parece, Legendre desconoce el nombre de los detenidos; toda la Convención los conoce. Entre ellos está su amigo Lacroix. ¿Por qué simula Legendre ignorancia? Porque sabe perfectamente que sólo el cinismo podría actuar como defensor de Lacroix. Sólo ha mentado a Danton, suponiendo que ese nombre lleva aparejado algún privilegio. ¡No, no queremos ningún género de privilegios, no queremos ídolos! (Aplausos).
¿En qué aventaja Danton a Lafayette, Dumouriez, Brissot, Fabre, Chabot o Hébert? ¿Qué se dice de éstos que no pudiera decirse también de él? ¿Les perdonasteis a ellos la vida? ¿Qué le hace a él acreedor de un privilegio frente a sus conciudadanos? ¿Será porque algunos sujetos, embaucados unos y sin dejarse otros embaucar, se han agrupado en torno suyo para arrojarse tras él en los brazos de la fortuna y el poder? Cuanto mayor haya sido el embuste a los patriotas que confiaron en él, tanto más duramente tendrá que acusar el rigor de los amigos de la libertad.
Se os quiere amedrentar invocando el abuso de un poder que vosotros mismos habéis ejercido. Se alzan voces protestando contra el despotismo de los Comités, como si la confianza que el pueblo os ha otorgado y que vosotros habéis transmitido a esos Comités no fuera garantía probada del patriotismo que les inspira. Afectan estar temblando. Pero yo os aseguro que quien en este instante tiemble es culpable, porque la inocencia no tiembla ante la vigilancia pública, jamás (Ovación general).
También a mí me han querido atemorizar dándome a entender que, al acercarse a Danton, también el peligro podría alcanzarme a mí.
Me han enviado escritos; los amigos de Danton me han asediado suponiendo que el recuerdo de un antiguo vínculo, que la fe ciega en ciertas taimadas virtudes podría inducirme a mitigar mi celo y mi pasión por la libertad. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com