Otra vida (fragmento)Per Olov Enquist

Otra vida (fragmento)

"Todavía bajo influencia de sus amigos y enemigos letones en el exilio, y su forma de pensar, se pregunta si esa expedición cinematográfica ha estado sometida a vigilancia desde el primer momento. Si ellos, en realidad, como unos «idiotas útiles», durante su fuga irracional e intensamente ebria, han sido no sólo vigilados sino también protegidos; pero teniendo en cuenta el caos, y la decadencia, lo duda.
Atraviesan las llanuras polacas en medio de tormentas de nieve. Berlín Este, luego Berlín Oeste. El mundo parece despojado de cualquier forma de control.
¿Quizá sea así? Quizá todas las historias del muro hayan sido simplemente exageraciones. ¡Asaltado por detrás, el muro quizá estuviera hueco! En el cuarto de la caldera, encima de su mesa de trabajo, ha colgado una reproducción de Europa tras la lluvia de Max Ernst, ese cuadro en el que la selva invade la ciudad que se desmorona.
Quizá es allí adonde se dirige. 
Le han concedido una beca de un año, y se va con su familia a Berlín Oeste.
Durante los primeros días de enero de 1970 tiene lugar el traslado. Mete a su esposa Margareta y a su hijo Mats, ahora de nueve años de edad, en un coche repleto de todo el material de trabajo, y parte hacia el sur, hacia Berlín Oeste, a través de la RDA. La sombría tristeza de la tétrica campiña de la RDA resulta casi paralizadora, pero se sobrepone y se dice que el socialismo no se construye en un día, y que al final siempre acaba convertido en socialdemocracia.
La pequeña, Jenny, tiene ahora dos años.
Es rubia y brilla sin cesar con una hermosa sonrisa, y la van a mandar en un vuelo acompañada por una canguro, Marianne. El plan de viaje puede parecer una locura pero se basa en un «profundo análisis». Como los poderes de ocupación aún controlan los permisos de vuelo, y no hay línea directa a Berlín Occidental desde Estocolmo, y la canguro sólo tiene dieciséis años y difícilmente será capaz de hacer trasbordo en Hamburgo, encuentran una solución sencilla y práctica: vuelo directo entre Estocolmo y Schönefeld, o sea, Berlín Este. Desde allí salen autobuses de tránsito hasta Berlín Oeste. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com