El cristianismo y el problema del comunismo (fragmento)Nikolái Berdiáyev

El cristianismo y el problema del comunismo (fragmento)

"Todas las faltas del comunismo vienen de la negación de Dios y del hombre. Falta, la de querer encarnar la verdad social imponiéndola derramando sangre; falta, la de su tiranía insoportable a la dignidad humana, la de adoptar cualquier medio para llegar a los fines considerados como únicos y superiores, el mal, el odio y la venganza, utilizados para abrir camino a la realización de la fraternidad humana. Hay en la doctrina de Marx un elemento demoníaco que la reviste de un poder dinámico invencible: cree que el bien ha de salir del mal, y la luz de las tinieblas, como la libertad, de la necesidad. Y el mal aumentará y las tinieblas serán más densas. Así es como prosigue la dialéctica de la evolución de la sociedad. La situación de los trabajadores debe empeorar en la sociedad capitalista (Verelendungsteorie); éstos se sentirán cada día más hostiles, animados de deseos de venganza y de brutalidad. La esperanza mesiánica de Marx está basada en este proceso. La clase obrera, realidad que ya se ha experimentado, penetrará poco a poco en la conciencia de la entidad proletaria, que le prestará el sentimiento de la ofensa recibida, de la venganza, del odio y de la envidia.
Hay que distinguir entre “obrero” y “proletario". El obrero es un trabajador; su trabajo es sagrado, su situación penosa debe mejorar. Hay que libertarlo de la esclavitud en que está sumido. Pero el proletario no es sólo un trabajador; es un trabajador empapado en la idea mesiánica del proletariado, es una fuerza en movimiento. Y sobre todo es una idea. Y por ese lado, el marxismo, que profesa un materialismo ingenuo, sobreentiende un idealismo desenfrenado. Quiere someter la realidad a la idea, a una idea que violenta y mutila esta realidad. No hay que tomar al pie de la letra el simbolismo materialista del comunismo, hecho para combatir a la religión y al cristianismo. Pues si el comunismo destruye el espiritualismo y el idealismo es para reemplazarle por otro idealismo de orden diferente, hasta el materialismo llega a espiritualizarse en él. Espíritu tenebroso, sin duda, este espíritu sin Dios. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com