También la verdad se inventa (fragmento)Fernando G. Delgado

También la verdad se inventa (fragmento)

"La monja colgó, a Pilar Heredia se le cortó la comunicación, la mujer de la radio en la noche dio paso a nadie, porque a nadie se oía y los técnicos pusieron un anuncio de compresas que recomendaba una actriz célebre y acababa con una expresión de placer de la actriz por la satisfacción de sentir su entrepierna mimada.
Y fue en ese instante cuando Almudena escuchó a la oyente que se preparaba para intervenir:
—Qué asco...
—Buenas noches, ¿quién habla?
—Sor Amparo, de Murcia...
—¿Otra monja?
Creyó la locutora que se trataba de una broma.
—¿Por qué no...? Otra esposa del señor.
—Pero ¿a estas horas, madre?
—A estas horas, hija. A estas horas tengo yo que cuidar de las descarriadas como esa Pilar Heredia que llevan a los hombres al pecado, engendran sus criaturas y acaban pariendo aquí y aquí se las acoge y vigila mientras son menores de edad.
—¿Y llama usted, para...?
—Para decir que el demonio tiene un programa en la radio que se llama Suya es la palabra y que ahí le dan alas...
—Lo dice usted por el caso... —quiso aludir al de Alma por si la monja animaba el cotarro, pero la religiosa siguió a lo suyo.
—Lo digo por todos esos extraviados que no hacen más que contar desvergüenzas, por la que dice ser sobrina de monseñor Varela para echar porquería sobre su eminencia reverendísima y que la contrate una televisión, pagándole buenos dineros para que difame a la Iglesia. Desde Judas, la Iglesia está acostumbrada a que los infieles la vendan...
—Gracias, madre —dijo Almudena con retintín—, pero tengo otra llamada —añadió con sarcasmo— y a lo mejor es el demonio.
Aunque la monja hubiera querido saludar a Satanás no pudo hacerlo porque a ella también se le cortó la comunicación, pero si era el diablo el que llamaba a la radio prefirió malograr la línea telefónica y el técnico recurrió de nuevo a los anuncios. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com