Sobre el fundamento de la música (fragmento) Boecio

Sobre el fundamento de la música (fragmento)

"Hay, en efecto, que proponer por encima de todo que la consonancia primera y la agradable es aquella cuya propiedad la comprende más abiertamente el sentido [sensus apertior comprehendit]; cual es, en efecto, cada cosa por sí misma, tal también es aprehendida por el sentido. Si, por tanto, a todos les es más conocida aquella consonancia que se constituye en la duplicidad, no hay duda de que la primera de todas es la consonancia diapasón y de que merecidamente descuella, ya que precede en el conocimiento. Las demás, de hecho, obtienen necesariamente, según los pitagóricos, el rango que le dieren los aumentos de la multiplicidad y los detrimentos de la relación superparticular. Demostrado, en efecto, ha quedado que la desigualdad múltipla sobrepasa a las proporciones superparticulares en prioridad de mérito. A este propósito dispóngase la serie numérica natural desde la unidad hasta el cuaternario:
En consecuencia, el binario emparejado con el uno hace una proporción doble y da en respuesta la consonancia diapasón, que es la más importante y por su simplicidad la mejor reconocida. Si, en cambio, con la unidad se emparejara el temario, llegará a hacer sonar la concordia «diapasón y diapente». El cuaternario, a su vez, emparejado con la unidad mantiene una cuádrupla, produciendo, evidentemente, una «sinfonía dos veces diapasón». Y si el ternario se empareja con el binario, completa una concertación diapente; si, en cambio, el cuaternario con el temario, una diatesaron. Y tal es el orden de estos números, al ser todos unos con otros entre sí emparejados. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com