Sobre los sueños (fragmento) Filón de Alejandría

Sobre los sueños (fragmento)

"Utilizando la alegoría, decimos gavillas para simbolizar los recursos que cada uno toma como alimento propio, con la esperanza de que sean la subsistencia y la vida eternas.
Incalculables son las variedades de gavillas, quiero decir, como si fueran los recursos de la nutrición, innumerables también las variedades de hombres que cogen y eligen las gavillas, de manera que no es posible enumerar e imaginar todas. Sin embargo, no estaría fuera de lugar examinar a modo de ejemplo algunas que recuerda aquel que narra el ensueño. Pues les dice a sus hermanos: «Me pareció que estábamos atando gavillas» (ibid.). Tenía diez hermanos del mismo padre, uno del mismo vientre. El nombre de cada uno es el símbolo de un recurso necesario. Rubén es el símbolo de la naturaleza privilegiada -pues le llaman el 'hijo que ve'-, imperfecto en cuanto que es hijo, pero de privilegiada naturaleza en cuanto que es capaz de ver y está dotado de una visión penetrante. Simeón es símbolo del aprendizaje -pues su nombre significa 'oído atento'-; Leví, de las acciones eficaces y esforzadas y de las sagradas ceremonias; Judá, de los cantos y los himnos a Dios; Isacar, de los premios que se conceden a las buenas obras -pero quizá el premio verdadero sean las propias obras-; Zabulón, de la luz, pues su nombre significa 'flujo de la guardia nocturna' -pues cuando la noche fluye y se acaba, necesariamente aparece la luz-; Dan es símbolo de la distinción y separación de las cosas; Gad, de los ataques y contraataques de los piratas; Aser, de la riqueza natural -pues su nombre significa 'felicitación' y la riqueza es considerada una posesión digna de felicitación-; Neftalí es símbolo de la paz -pues todo se abre y se amplía con la paz, lo mismo que todo se cierra con la guerra. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com