Historia de las plantas (fragmento) Teofrasto

Historia de las plantas (fragmento)

"Sobre la caña utilizada para hacer flautas, hay que reafirmar que lo que algunos dicen de que sólo brota una vez cada nueve años y que se desarrolla con estos intervalos regulares, no es verdad, sino que, por lo general, crece siempre que el lago está lleno. Como parecía que esto acontecía en los primeros días.de cada nueve años, hacían que el crecimiento de las cañas se correspondiese, no considerándolo como un puro accidente, con un orden preestablecido.
La repleción del lago tiene lugar, en realidad, cuando, después de una estación lluviosa, queda el agua embalsada por lo menos dos años y, si más, mejor. Se recuerda que esto sucedió, sobre todo, en tiempos cercanos, cuando la batalla de Queronea. Porque me dijeron que, con anterioridad a este suceso, el lago había estado varios años escaso de agua. Y después, cuando tuvo lugar la rigurosa peste, se llenó hasta el borde, pero, como el caudal no permaneció en el lago, sino que disminuyó en invierno, no crecieron cañas, porque dicen, y parece que es verdad, que si el lago desciende de nivel, las cañas crecen en altura, pero si se mantiene durante el año siguiente, llegan a la madurez; dicen también que la caña madurada así, resulta apropiada para fabricar lengüetas, mientras que aquella cana, para la cual el agua no ha mantenido constante su nivel, es apropiada para hacer boquillas. Tal es, pues, la manera que tienen de crecer -según se dice- las cañas.
Se dice también que estas cañas difieren de las otras, hablando en términos generales, en que adquieren una cierta opulencia natural en su desarrollo, pues son más pletóricas y carnosas y, en fin, tienen una apariencia «femenina». Porque se dice que incluso la hoja es más ancha y más blanca, aunque el penacho de plumas es más pequeño que el de las Otras, y aun algunas, a las cuales llaman «eunucas», carecen de él. Dicen que con éstas se fabrican las mejores boquillas, aunque sólo unas pocas llegan a ser un trabajo acabado.
Antes de Antigénidas, cuando los flautistas tocaban la flauta sin preocupaciones artísticas, se decía que la mejor estación para cortar las cañas era el mes de Boedromión hacia la aparición de Arturo. La caña así cortada no era, durante muchos años, utilizada y requería mucho ejercicio preliminar; luego se comprimía la embocadura de las lengüetas, lo cual era útil para producir sonidos nítidos.
Pero cuando se evolucionó hacia un estilo más acabado, simultáneamente la época de la corta también cambió; porque ahora se corta la caña en los meses de Esquirroforión y Hecatombeón hacia el solsticio o poco antes. Y dicen que la caña se hace idónea para utilizarla, en tres años, que la ejercitación previa es breve y que las vibraciones de las lengüetas son frecuentes, lo cual es imprescindible para aquellos que tocan con acabado estilo. Tales son, según dicen, las estaciones indicadas para la corta de las cañas utilizadas en la fabricación de boquillas. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com