Contra los matemáticos (fragmento) Sexto Empirico

Contra los matemáticos (fragmento)

"Pues que Crono era un gran dialéctico y que enseñaba cómo hay que juzgar la validez de un silogismo, de tal forma que gracias a la influencia de sus enseñanzas hasta los cuervos sobre las casas, a base de oírlas tantas veces, dicen graznando su criterio acerca del silogismo, todo esto podrá decirlo el gramático, y llegando hasta aquí comprenderá lo que hasta los niños conocen; pero cuando llegue a lo de
«cómo volveremos a nacer» se quedará mudo al no encontrar el objeto a que se refiere. y es que corresponde al filósofo decir que Diodoro opina que nada se mueve. En efecto, lo que se mueve o bien se mueve en el lugar en que está o bien en el que no está; pero ni lo primero ni lo segundo; por lo tanto nada se mueve. Y si nada se mueve de ello se sigue que nada se destruye. Pues así como nada se mueve, ya que no se mueve en el lugar en que está ni tampoco en el que no está, del mismo modo el ser vivo no muere ni en el momento en que está vivo ni tampoco en el que no lo está, y en consecuencia no muere nunca. Y si esto es así, viviendo eternamente según Diodoro «volveremos a nacer».
Así que los gramáticos no comprenden los objetos subyacentes al lenguaje. Queda pues la posibilidad de que comprendan las palabras, lo cual es a su vez una tontería. Y es que, en primer lugar, no tienen ningún medio técnico de conocer las palabras. En efecto, no es por medio de un arte como han aprendido que cuando en Sófocles los pastores dicen io ballen están diciendo «¡Ay, rey!» en lengua frigia, sino porque se lo han oído decir a otros. Y no hay ninguna diferencia entre interpretar una voz bárbara o una locución anticuada, pues ambas nos son igualmente extrañas. Además hasta esto es imposible, pues las palabras son infinitas en número y unos las forman de una manera y otros de otra, o bien se aplican a cosas de las que no tenemos conocimiento. Por ejemplo lo de «barbarizó el todo teniendo surcos en la mano», donde «barbarizó» está por «sopló» (esyrize), pues los sirios son bárbaros, y «el Todo» está por «Pan», pues «todo» (hólon) y pân son sinónimos, y «surcos» (hélke) está por «siringas», pues la siringa es un tipo de surco. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com