El Adam (fragmento)Giambattista Andreini

El Adam (fragmento)

"Arsiccio. Los rostros humanos reflejan la profunda culpa. Y es cierto que la maledicencia de la tierra no puede permanecer recóndita. ¿Deberíamos mantener una conversación con ella? ¿Hacerle entender que la estimamos y que perdonamos sus errores? O tal vez debamos admitir que no era la tierra la maldecida sino la propia naturaleza humana que la habita. Y nunca se ponderará suficientemente el oneroso episodio de aquella amarga fruta pretérita que condujo a la grey humana a su extravío y supuso la clausura de las puertas de la bóveda celeste.
Lucifer. Tú, Arion, álzate y vuela hasta el cielo. Dime, ¿qué sentido tiene rasurarse y ataviarse convenientemente para disfrutar de la compañía de un hombre?
Arion. Esto me hace replantearme hasta qué punto no hay en Dios un halo de humanidad. Y a la manera de un invicto soberano he de vestir el traje adamítico de lanadas pellas y ser como la fiera selvática que muere en cuerpo, alma y espíritu al degustar la destructiva muerte ofrendada por la manzana de antaño. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com