Introducción a la estética (fragmento)Joséphin Péladan

Introducción a la estética (fragmento)

"La vida se manifiesta a través del movimiento y el arte mediante la inmovilidad. ¿Podría reducirse todo ello a una mera antinomia? Comúnmente, el atuendo masculino es tildado de informal y sus colores son calificados como neutros. El diseño parece idéntico a la tentativa que connotaba la erradicación de las leyes de castas y la jerarquía de la personalidad, confrontando al artista con un obstáculo difícilmente soslayable, calumniando el bosquejo corporal y emponzoñando el ánimo del individuo. Cabría, evidentemente, la veleidad de retirar la peluca de Rigaud o la celebérrima frase de Hais y sin duda sería imposible supervisar o sostener las mismas mentalidades de superior rango, deviniendo en una absoluta e indefectible contemporaneidad. Leonardo nunca fue súbdito de las modas temporales. Adquirió un claro compromiso sito entre el vestuario y el cortinaje. La concubina de Pandolfo Malatesta había puesto de moda el estilo basado en la cabeza totalmente rasurada y el pelo totalmente recogido, contradiciendo a menudo la armonía propia de los rasgos de la fisonomía. Nosotros estamos en condiciones de referirnos a un elemento crítico de singular valor: la fotografía. Ella refrenda y demuestra la insulsa estupidez del realismo. Perfilando adecuadamente nuestro objetivo podríamos esbozar los matices sitos en un salón anual, pero difícilmente seríamos capaces de adecuar las imágenes a las necesidades propias de un museo. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com