Del inconveniente de haber nacido (fragmento)Emil Cioran

Del inconveniente de haber nacido (fragmento)

"Si en vez de expandiros y de provocaros un estado de euforia enérgica, vuestros infortunios os deprimen y os amargan, sabed que no tenéis vocación espiritual.
Estamos tan habituados a vivir a la expectativa, a apostar por el futuro, o por un simulacro de futuro, que sólo hemos concebido la idea de inmortalidad por necesidad de esperar durante la eternidad.
Toda amistad es un drama oculto, una serie de heridas sutiles.
Lutero muerto, cuadro de Lucas Fortnagel. Expresión aterradora, agresiva, plebeya, de una sublimidad porcina… Traduce bien los rasgos de aquel a quien no sabríamos alabar bastante por haber dicho: «Los sueños son engañosos; cagarse en la cama, eso es lo verdadero».
Cuanto más se vive, menos útil parece el haber vivido.
Esas noches de mis veinte años en que pasaba horas con la frente pegada a los cristales mirando la oscuridad…
Ningún autócrata ha dispuesto nunca de un poder comparable al que tiene un pobre diablo que piensa en matarse.
Aprender a no dejar huellas es una guerra de cada instante que libramos contra nosotros mismos con el único fin de demostrarnos que, si nos empeñásemos, podríamos llegar a sabios…
Existir es un estado tan inconcebible como su contrario, ¿qué digo?, más inconcebible aún.
En la Antigüedad, los «libros» eran tan costosos que no se podían acumular a menos de ser rey, tirano o… Aristóteles, el primero en poseer una biblioteca digna de ese nombre.
Un cargo más en el expediente de ese filósofo tan funesto ya en tantos sentidos.
Si me apegara a mis convicciones más íntimas, dejaría de manifestarme, de reaccionar de cualquier manera. Ahora bien, todavía soy capaz de sensaciones. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com