El Virginiano (fragmento)Owen Wister

El Virginiano (fragmento)

"Dos hombres jugaban al póker en el saloon. Trampas, el villano, se mostraba impaciente ante el joven virginiano, quién se tomaba su tiempo antes de decidir entre llamar a sus amigos, levantarse de la silla o sacar su pistola. Luego Trampas habló: Te toca apostar o morir, hijo de tal por cual? El Virginiano sacó su pistola y la colocó sobre la mesa manteniendo su mano cerca de ella, y con una voz tan suave como siempre, aquella voz que sonaba casi como una caricia pero que ahora tenía extraños tonos amenazadores, dio su orden al villano llamado Trampas: ¡Sonríe cuando me llames así! y miró a Trampas a través de la mesa. Sí, la voz era suave y amable. Pero en los oídos del otro sonaba como la grave campana de la muerte; y el silencio, como un bloque de piedra, cayó en la estancia. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com