Las desventuras del nuevo Satán (fragmento)Anton Hansen-Tammsaare

Las desventuras del nuevo Satán (fragmento)

"Sus ojos vertieron lágrimas cuando se dispuso depositar el pequeño ataúd en el interior de la fosa, en tanto arenosas nubes se precipitaban sobre el hueco que conformaba la tapa. El llanto de Jurka se había convertido en la comidilla del pueblo, dado que nadie esperaba ver a semejante hombretón dar tales muestras de tristeza...
Jurka tenía muy claro algo -los hijos significan algo completamente distinto de los teneros o corderos que uno pudiera atesorar, de las crías de las aves sitas en sus nidos, de los tiernos brotes de los árboles, de la hierba que germina en los bosques y del centeno de los campos. Nada de eso le había hecho llorar jamás.
[...]
Así es como funciona el mundo -aseveró Antis pedagógicamente. Un pequeño hombre deviene en esclavo de un gran hombre, un ser débil de uno fuerte, un ser necio de un hombre inteligente. Diría que es Dios mismo quien así lo dispuso. Y quien se opone a este orden, contraría los propios designios divinos, y cualquier persona que atente contra la voluntad de Dios, extraviará su ánima indefectiblemente. Tenlo bien presente, Jurka, e incúlcale esta verdad a tus propios vástagos. De ese modo erigirás tu casa sobre una roca y tus rebaños pastarán en ricos pastizales. Jurka le escuchó con atención y dijo para sí mismo: «Mantén tu voluntad férrea en contra del Altísimo, ya que Él siempre favorecerá al ser más fuerte y más inteligente» "



El Poder de la Palabra
epdlp.com