Virtudes del indio (fragmento)Juan de Palafox

Virtudes del indio (fragmento)

"Algunas veces se ha puesto este pecador a considerar qué es lo que pudo inclinar al Señor para que este pecador no cayese de irreparable caída para siempre en el infierno, y que lo ayudase tanto, detuviese, convirtiese y asistiese, y que nunca para siempre lo desamparase; antes bien lo limpiase, le levantase, le diese fuerzas para volver a pelear, penar y padecer, y no dejar de la mano la espada del resistir y el ansia de no pecar, ya vencido, ya venciendo, siempre llorando y clamando.
Y suponiendo que de todo lo que obra Dios en las almas es especial motivo su piedad, que es —CXV→ sola la que le persuade a que las ampare, ayude, consuele, busque, halle, cobre y las lleve sobre sus divinos hombros, a pasos y pastos de eternidad; con todo eso es su bondad tan inmensa y se deja tan fácilmente obligar de sus criaturas, que para ejemplo y escarmiento de otros, pondrá aquí este pecador sus daños al caer, y sus remedios y asideros al procurarse levantar.
La primera causa de haber estado tan cerca de perderse para siempre y de haberse relajado tan sin medida ni término, fue el faltarle la humildad; porque si él la tuviera como debía, estuviera más atento a huir de todo aquello que podía ocasionar las ruinas de su alma; y aunque era en lo exterior humilde, pero debía de pensar que era humilde: y aunque procuraba y deseaba ser bueno, pero debía de pensar que era bueno; y por aquella oculta soberbia le debió el Señor de querer escarmentar, con que viese que no era bueno, sino malo, flaco, miserable y lleno de soberbia, ambición, sensualidad y liviandad, y un pródigo despreciados de los bienes de la gracia y de tantas luces y sentimientos devotos como Dios daba a su alma. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com