Conquista del Reino de Dios (fragmento)Fray Juan de los Ángeles

Conquista del Reino de Dios (fragmento)

"Discípulo: En estos recogimientos, ¿está del todo privado el hombre del entendimiento?
Maestro: Hijo, no; porque siempre queda una centella pequeña que basta para que conozca el alma que tiene algo, y que es de Dios, está callado y sosegado en el entendimiento, acechando (como acá decimos) lo que pasa, como quien no hace nada; y aun parece que alma no querría que hubiese ni aun aquello, sino morirse en el Señor toda y perderse allí por El. Algunas veces acontece que totalmente cesa el entendimiento como si el alma no fuese intelectual; mas luego se torna a descubrir la centella viva de la simple inteligencia o conocimiento sencillo; y en aquel dejar de entender es donde el alma recibe mayor gracia, y cuando revive y se halla con ella, se admira y no sabe por dónde ni cómo la hubo; y codiciosa de más, querría volver a mortificarse, ninguna cosa entendiendo; y como quien se zambulle en el agua y sale de nuevo con lo que deseaba en las manos, así ella se encierra dentro de sí y se zambulle en Dios, donde suele salir llena de espirituales riquezas. Aquí se olvidan las horas como si fueran momentos, sin sentir pesadumbre ni cansancio alguno. Mas mira por ti, hermano deseoso, si a este estado Dios te llegare, que muchas veces, sin saber, cómo, se te resbalará y huirá del corazón lo que está bullendo en él, y será necesario que de nuevo comiences a recogerte íntimamente. Gran cosa es gozar en secreto, y como a oscuras, de Dios, que, como sabemos, es amador de soledad y hace su morada en tinieblas. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com