El burlador de Sevilla (fragmento) Tirso de Molina

El burlador de Sevilla (fragmento)

"MUSICOS:
"El que un bien gozar espera
cuando espera desespera."
JUAN:
¿Qué es esto?
CATALINÓN:
Música es.
MOTA:
Parece que habla conmigo
el poeta. ¿Quién es?
JUAN:
Amigo.
MOTA:
¿Es don Juan?
JUAN:
¿Es el marqués?
MOTA:
¿Quién puede ser sino yo?
JUAN:
Luego que la capa vi
que érades vos conocí.
MOTA:
Cantad, pues don Juan llegó.
MÚSICOS:
"El que un bien gozar espera
cuando espera desespera."
JUAN:
¿Qué casa es la que miráis?
MOTA:
De don Gonzalo de Ulloa.
JUAN:
¿Dónde iremos?
MOTA: A Lisboa.
JUAN:
¿Cómo, si en Sevilla estáis?
MOTA:
¿Pues aqueso os maravilla?
¿No vive con gusto igual
lo peor de Portugal
en lo mejor de Sevilla?
JUAN:
¿Dónde viven?
MOTA:
En la calle
de la Sierpe, donde ves
a Adán vuelto en portugués;
que en aqueste amargo valle
con bocados solicitan
mil Evas; que aunque dorados,
en efecto, son bocados
con que las vidas nos quitan.
CATALINÓN:
Ir de noche no quisiera
por esa calle crüel,
pues lo que de día en miel
de noche lo dan en cera.
Una noche, por mi mal,
la vi sobre mí vertida,
y hallé que era corrompida
la cera de Portugal.
JUAN:
Mientras a la calle vais,
yo dar un perro quisiera.
MOTA:
Pues cerca de aquí me espera
un bravo.
JUAN:
Si me dejáis,
señor marqués, vos veréis
cómo de mí no se escapa.
MOTA:
Vamos, y poneos mi capa
para que mejor lo deis. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com