Kerabán el testarudo (fragmento)Jules Verne

Kerabán el testarudo (fragmento)

"El carruaje llegó a dicho punto a las nueve de la noche, y allí pernoctaron los viajeros. Kerabán y sus compañeros descansaron en uno de los duckhans de la posada, y volvieron a partir a la mañana siguiente. Al mediodía, seis leguas más lejos, encontraron en Pidsunda caballos de refresco. Allí Van Mitten ocupó media hora en admirar la iglesia donde residieron los antiguos patriarcas del Cáucaso occidental; aquel edificio, con su cúpula de ladrillos, antes cubierta de cobre; la construcción de sus naves, siguiendo el plano de la cruz griega; los frescos de sus paredes y su fachada sombreada por seculares olmos, merece incluirse entre los más curiosos monumentos del período bizantino del siglo VI.
Después, aquel mismo día, pasaron por los pueblerinos de Guduati y de Gunista, y a la medianoche, después de una rápida etapa de diez y ocho leguas, los viajeros descansaban algunas horas en el pueblo de Sujum-Kalé situado sobre una ancha bahía que se extiende por el Sur hasta el cabo Kodor.
Sujum-Kalé es el principal puerto de Abasia; pero la última guerra del Cáucaso ha destruido en parte la ciudad, en la que residía una población híbrida de griegos, armenios, turcos, rusos, y todos en mayor número que los abasianos. Sin embargo, el elemento militar domina, y los steamers de Odesa o de Poti conducen numerosos oficiales a los cuarteles, construidos cerca de la antigua fortaleza, que construyeron en el siglo XVI bajo el reinado de Amurates, época de la dominación otomana.
Una comida al estilo georgiano, compuesta de sopa agria cocida con pollo, guisado de carne rellena, condimentada con leche ácida y azafrán (comida que no podría ser apreciada, sino muy medianamente, por dos turcos y un holandés), precedió a la partida a las nueve de la mañana. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com